menu
 
Loading...
Actualidad schedule Hace 23 meses visibility 61.2K
Iban viajando en un autobús, cuando, según testigos, el niño comenzó a llorar y a no hacerle caso en lo que la madre le decía, entonces ella desesperada le pegó. Obviamente, no logró hacer que el niño se calmara, por el contrario, el pequeño continuó llorando y pidiéndole que no le pegara más.

Como vemos en el vídeo, la madre se ve poco conmocionada con el estado de su hijo y no hace más que ponerle un pañuelo en la nariz para que no sangre más.
Google+ Twitter Facebook
Loading...

Etiquetas Destacadas