menu
 
Loading...
Curiosidades schedule Hace 10 meses visibility 431
Una persona promedio bebe aproximadamente 999 litros de agua al año. Las personas dan a este líquido por sentado y tal vez nunca piensen qué sucedería si dejaran de beberlo. Bien, veamos qué terribles consecuencias tendría esta acción.

El "agua" incluye otros líquidos como refrescos, jugos, té y sopa. Sin embargo, tu cuerpo percibe estas opciones como comida. Si el nivel de agua en tu cuerpo disminuye en un 1 por ciento, tu instinto de supervivencia se activará y comenzarás a sentir sed.

Como el agua lubrica las articulaciones y las áreas entre los huesos, su falta hará que todo tu cuerpo duela ya que tus huesos se rozarán unos contra otros. La condición de tu piel empeorará. Tu cerebro empezará a fallar. Al principio, será un fenómeno temporal, pero si no recuperas tu equilibrio de agua, tu cerebro puede sufrir daño permanente.

Puedes sobrevivir sin comida durante mucho más tiempo que sin agua, es por eso que comer no es la prioridad para tu cuerpo. Sentirías más náuseas que hambre.

Es extremadamente importante notar las señales de deshidratación a tiempo y hacer todo lo posible para evitar dicha afección. Por lo tanto, presta atención a tu balance hídrico, si subes de peso a pesar de las visitas regulares al gimnasio (esto significaría que tu nivel de metabolismo es bajo), te sientes inquieto, tu ritmo cardíaco es elevado, tu piel pierde su elasticidad y se vuelve roja, te sientes cansado todo el tiempo y no puedes concentrarte.
Si permaneces en la oficina durante el día, pon agua sobre la mesa y toma un sorbo de vez en cuando. Si tu trabajo está relacionado con moverse, recuerda poner tu botella de agua en tu mochila. Puede parecer sorprendente, pero más del 20 por ciento de tu consumo diario de agua proviene de los alimentos. Intenta comer más apio, sandía y pepinos para mantener el equilibrio hídrico. Otra forma de introducir más líquido a tu dieta son los caldos y sopas.
Google+ Twitter Facebook
Loading...

Etiquetas Destacadas